miércoles, 19 de mayo de 2010

Los fascismos y las consecuencias de la II Guerra Mundial

Hay gente que se pierde o perdida y hay gente que encuentra, de entre los últimos Inés Peñarrubia (4º ESO IES La Flota) merece, por derecho propio subir a este blog...

Aquí tenéis su examen...


THE FASCISM. EL FASCISMO EN ALEMANIA.

The fascist movement appeared all over Europe during the 20s and the 30s of the 20th century as a consequence of the imperialistic movement of the 19th century, the I World War (IWW) and the economical crisis it brought and the success of the Soviet Revolution. It is, the nationalist feelings were exacerbated and there was a militaristic and imperialistic race. This brought the IWW. During the IWW and immediately after it, the USA had the economical power. Therefore, when the economy in Europe started to be better, the USA found itself with speculation and super-production and a deep economical crisis which spread to other countries when the USA tried to get back the money it gave to help Europe. Furthermore, the Treaty of Versailles after the IWW humiliated countries as Germany or Italy, where the nationalism become stronger. Moreover, when the crisis started, the URSS with its Soviet Revolution had a good economy. With the crisis, the tension grew and everyone who had something to lose started to fear a communist revolution. This is the reason of the beginning of the fascist movements, as they assure the private ownership. They started in Italy with Mussolini and, later, they took the power in Germany, France, Spain... The fascism got the power due to the populism and they assured it with terror and propaganda. When they had dictatorships with all the power and without fear to a revolution, they started to conquer territories and this, added to the ideological differences, led to the II World War (IIWW).

The fascist movement started in Italy with Benito Mussolini in 1919 and his ideas influenced fascist movements in many other countries. Although the fascisms were all different, they all have common features. They all had militant nationalism, defending that there was a dominant group with right to govern the other races. They defended it with “Neo-Darwinism”, which justified the German holocaust. There was adulation to a single national charismatical leader, who was said to have superhuman abilities (as the ones said by Nietzsche) and to represent the national ideals. They were named with a special authoritarian name: the Führer, el Caudillo, el Duce... The physical strength, loyalty to the leader and combat-readiness were glorified. It appeared many paramilitar armed groups: los camisas negras, los falangistas, la SA... There was complete necessity of national unity defended by a censorship apparatus, secret police... and under the domination without restrictions of the leader. Moreover, there was militant anti-communism. The communism was seen as a threat to the national security. Due to the propaganda, communists were seen as monsters, able even to eat children. Not only the communism but all the forms of individualism (capitalism, liberalism, socialism...) were seen as weak which would lead to national suicide. The propaganda played an important rule, as the education or the mass media, which were controlled and glorified the leader and the fascism. Apart from this, the foreign policy was really militaristic and aggressive. Although the fascism was said to defend the private ownership, everything was submit to price controls which assured the leader’s objectives. The economy was also controlled. Then, the fascism was based on the absolute control of the society: people’s mind and life, economy, mass media, education...

Uno de los países en los que más éxito tuvo el fascismo fue Alemania. Tras la Primera Guerra Mundial, en Alemania se constituyó la República de Weimar. Ésta contaba con fuertes oposiciones. Por la izquierda, los espartaquistas la creían demasiado moderada, por lo que llevaron a cabo un intento fallido de Golpe de Estado. Por la derecha, la Constitución se creía ilegítima, pues creían que el Tratado de Versalles traicionaba a Alemania. Así, Hitler intentó un Golpe de Estado en 1923 (putsch de Munich), pero fracasó y fue encarcelado. En la cárcel, Hitler buscó una estrategia para alcanzar el poder sin utilizar la violencia. En 1924, a Alemania llegó cierta tranquilidad y estabilidad económica gracias a las ayudas de EEUU y la política se moderó. Sin embargo, Alemania fue uno de los países más afectados por el crack del 29 cuando EEUU trató de recuperar las ayudas. Alemania llegó a tener la mitad de la población en paro y la tensión aumentaba. En 1932, se celebraron elecciones al Parlamento y a la Presidencia. En el Parlamento, ningún partido obtuvo la mayoría, por lo que la responsabilidad de formar gobierno era del Presidente, el mariscal Hindenburg. Éste, presionado por los empresarios, nombró canciller a Hitler en 1933. En poco tiempo, Hitler se hizo con el control absoluto. Eliminó a los comunistas alegando que uno de ellos había incendiado el Reichstag, ilegalizó los partidos políticos y sindicatos, eliminó libertades... También acabó con las diferencias internas del partido. Se había formado la SA, que escapaba del control de Hitler y lo desafiaba. Durante la noche de los cuchillos largos, eliminó la SA y a su director, Röhm, que era homosexual. También murió Hindenburg, por lo que Hitler pasó a ocupar todos los cargos importantes: Presidente, Canciller y representante del único partido legal. Su dictadura fue constituida según el nazismo, una rama del fascismo con más tonos racistas y machistas. El nazismo se basaba en el “neodarwinismo” (supervivencia del mejor adaptado) y en Nietzsche (el hombre es un ser fuerte que, despojado de la evolución religiosa del concepto de hombre, sería un superhombre), y defendía que la raza aria era la más antigua y la superior, por lo que debía dominar a las otras y buscar la pureza racial (la mezcla había traído la decadencia a Alemania). Se centró en una política antisemita y llevó una limpieza étnica: primero, prohibió los matrimonios mixtos y ordenó la identificación de los judíos; luego, los recluyó en guetos y campos de concentración y de trabajo; más tarde, impuso la solución final, los campos de exterminio en los que murieron 6 millones de judíos. Hitler constituyó un estado policial, con la GESTAPO y la SS. También jugaba un papel importante la propaganda. Los medios de comunicación estaban controlados y la educación era un modo de adoctrinamiento, siendo obligatorio el ingreso en las Juventudes Hitlerianas. También controlaba la economía, tratando de constituir una autarquía e invirtiendo en armamento. Hasta 1938, se estuvo preparando para la guerra, con planes de remilitarización y rearme. Basándose en el pangermanismo (la unidad de los países germanos) y la teoría del espacio vital, llevó a cabo una política expansionista y comenzó a anexionar territorios. Los demás países lo permitían por la política de apaciguamiento, para evitar la guerra. Pero, con la invasión de Polonia, el conflicto se hizo inevitable y comenzó la Segunda Guerra Mundial.

Es curioso cómo unas pocas personas pueden controlar a toda la población de esa manera. Es difícil de entender, pero debemos imaginarnos una situación de desinformación, con gente que desaparece todos los días, con miedo a hablar por si te delatan... También me parece significativo que los dos países en los que tuvo más éxito el fascismo fueran los dos últimos formados (Italia y Alemania, unificadas a finales del siglo XIX). Puede que, sin territorios por su tardía llegada a la carrera colonizadora, tuvieran una mayor necesidad de demostrar el nacionalismo y la independencia. El fascismo no ha desaparecido. Siempre que hay problemas económicos, surge el racismo, que puede llegar a ser fascismo si se radicaliza y que pierde toda racionalización. Las personas tienden a buscar culpables ante una mala situación. La Historia nos ha enseñado a culpar a los inmigrantes, que “nos quitan el trabajo”. Un fenómeno parecido se vive ahora, aunque sin llegar al fascismo. La gente es racista hoy en día. ¿No aprende la Humanidad de los errores del pasado?





CONSECUENCIAS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL (2GM).

Una vez que los fascismos estaban asentados, pusieron en marcha políticas expansionistas y comenzaron a conquistar países. El conflicto llegó con Polonia. Gran Bretaña tenía un pacto de defensa con ésta, mientras la URSS y Alemania tenían un pacto por el cual se repartían Polonia. Así comenzó la 2GM. Alemania e Italia siguieron sus conquistas por Europa y África, mientras Francia se rendía y GB, con Churchill, declaraba la resistencia hasta el final. Entonces, en el Pacífico, Japón bombardeó la base americana de Pearl Harbour, haciendo a EEUU entrar en la guerra en 1942. A partir de entonces, se sucedieron las derrotas de Alemania en África, la URSS y en el Pacífico. Alemania pasó a la defensiva, mientras trataba de defender también Italia del americano Patton que la invadía por el sur, constituyendo un Estado fascista al norte de Italia gobernado por Mussolini. La URSS comenzó a avanzar hacia Berlín y los aliados llevaron a cabo el Desembarco de Normandía que liberó París. Así, en 1945, Hitler se suicidó, Berlín fue recuperada, Italia se rindió y Mussolini fue fusilado. En el Pacífico, EEUU expulsó las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki por la prisa por acabar con la guerra.

La 2GM fue un conflicto atroz con numerosas y profundas consecuencias, tanto a corto como a largo plazo.

A corto plazo, cabe destacar las consecuencias humanas. Hubo 70 millones de muertos, 35 millones de mutilados y heridos, 3 millones de desaparecidos...Además, en la 2GM se manifestó la maldad que puede tener el ser humano. Hubo violaciones, torturas y experimentos con prisioneros, campos de concentración y exterminio nazis, encarcelamiento de ciudadanos japoneses en EEUU, masacres de población civil... Económicamente, la guerra también fue desastrosa. Las vías de comunicación estaban destrozadas, no había petróleo, la producción había descendido, en Alemania el 20% de las viviendas estaban derruidas...Se formó el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional para emitir ayudas. Varias conferencias trataron de organizar el territorio, como la de Yalta o la de Potsdam. Finalmente, la URSS se anexionó Polonia (que ganó territorios de Alemania), luego ganó los Estados Bálticos, Finlandia... Austria se separó de Alemania. Italia perdió las colonias del Dodecaneso. Hungría recuperó las fronteras prebélicas. Yugoslavia recibió Istria. Alemania (y también Berlín y Viena) quedó desarmada y dividida en 4 partes (Gran Bretaña, Francia, EEUU y la URSS). Más tarde, las partes de Gran Bretaña, Francia y EEUU se unificaron como República Federal Alemana (RFA) y la URSS formó la República Democrática Alemana (RDA). Las diferencias entre ambos bloques crecían, así como la diferencia de calidad de vida, lo que provocó la emigración masiva de gente de la RDA a la RFA y la consecuente construcción del muro de Berlín para evitarlo. También se fundó al ONU en sustitución de la Sociedad de Naciones.

A largo plazo, las consecuencias llegan hasta hoy en día. Fue el fin de la hegemonía europea, de su concentración del poder mundial y del imperio colonial. Desde entonces, el poder está en manos de EEUU y la URSS. El fin de la 2GM significó el comienzo de una nueva guerra, la Guerra Fría, entre el bloque comunista y el capitalista. Más que una guerra, fue una constante situación de tensión entre 1945 y 1989, basada en estrategias, espionaje, lucha armamentística, carrera espacial... Uno de los primeros conflictos tuvo lugar en Grecia. Rodeada por el comunismo, Grecia era todavía considerada occidental por su historia. Allí, comenzó la Guerra Civil entre monárquicos y comunistas. Truman, con su política anticomunista, intervino a favor de los monárquicos, instaurando la dictadura de los coroneles. Además, por la descolonización debido al fin del imperio colonial europeo, los países descolonizados debían elegir ideología y la Guerra Fría se extendió a todo el mundo. Durante la segunda mitad del siglo XX hubo numerosas dictaduras y revoluciones: Cuba, Argentina, Chile, China... Tras la 2GM, hubo más de 35 conflictos armados (tras la guerra de gigantes, viene la guerra de enanos). Sin embargo, la lucha armamentística requería una gran inversión y había grandes diferencias entre los bloques. El bloque comunista era incapaz de sostener los gastos, lo que llevó a la caída del muro de Berlín, telón de acero que separaba el mundo, en 1989, y ala victoria capitalista que nos dejó el mundo globalizado de hoy en día.

La 2GM fue un conflicto que noqueó al mundo y que todavía hoy lo hace con los miles de películas y libros que ha inspirado. El final real es el único final lógico de este conflicto. El nazismo no podía mantenerse mucho tiempo sin que otros países intervinieran. Y el comunismo, pese a las ideas utópicas, siempre estuvo movido por la economía. Es imposible sostener un sistema así con la ambición natural del ser humano. Por otro lado, la Guerra Fría se da por terminada. ¿Realmente terminó? Todavía hay grandes diferencias. Un ejemplo es el caso de Ucrania, donde la violencia llegó al Parlamento por decidir si continúan el acercamiento a occidente o a Rusia.

Por Inés Peñarrubia Peñaranda